sábado, 2 de diciembre de 2006

rosa

Petalos en orden, encuadrados en un espacio cristalino.
Recuerdan el principio, el tiempo que se mantiene.
Perduran sobre lo inevitable, guardan sentimientos recogidos.

3 comentarios:

Unamax dijo...

Nos muestran el final, recogimiento y sosiego. Paz, en definitiva.

Cooper dijo...

Todo me resultaba familiar, me parecía que era yo misma quien había hecho el comentario, pero no acababa de captar quien podía ser, hasta que lo encontré, unamax, evidentemente.

Vozbaja dijo...

Es una caja íntima, en la que se depositan las rosas regaladas y recibidas, secadas entre poema y poema, ellas guardan las risas y las lágrimas, las miradas y el tacto, el deseo y el placer, el sabor y el aroma. Guardan reconciliaciones y conquistas, guardan despedidas, guardan ausencias.

Es la caja de las pasiones.