viernes, 16 de enero de 2009

canción de otoño


Los largos sollozos
de los violines
del otoño
hieren mi corazón
con un langor
monótono.

Sofocado
y lívido, cuando
llega la hora,
recuerdo
los días pasados
y lloro;

y me marcho
al mal viento
que me lleva
de aquí para allá,
como a
hoja muerta.

Paul Verlaine

2 comentarios:

TRANSIDO dijo...

A la deriva va mi vida
como la hoja del otoño
que se zambra en lo fluido.

toñi dijo...

Chica, que imagen tan bonita. El poema ya me suena, ya. Besete